Buscar
00:13h. Lunes, 25 de mayo de 2020

¡¡¡¡Noo, así no López Obrador¡¡¡

Andrés López Obrador, presidente de México
Andrés López Obrador, presidente de México

Por el opinologo

Tu empeño en dividir al pueblo de México no tiene límites, ¡¡Ya paralé a tus mañaneras por favor!!

Hoy lo volviste a hacer, como se te ocurre hablar de Dios, citaste al Papa en tu conferencia de prensa en medio de una emergencia nacional, como la que estamos viviendo, pierdes el tiempo hablando de Dios, media mañanera hablando de esas cosas, tiempo que deberías utilizar en leer los sesudos consejos de los duchos opinologos, expertos en casi todo.

Invierte tu tiempo en estar al pendiente de las bolsas de valores, de las sugerencias de las calificadoras, de las encuestas, al tanto de la prensa nacional e internacional. Suscríbete al Reforma y al País. Tomate un cafecito mientras los lees. Desacelérate, ya eres presidente.

¡¡Nooo!! Así no. Cómo se te ocurre hablar de cosas divinas, en esta ocasión ofendiste a agnósticos, a libres pensadores, a ateos-guadalupanos y principalmente a la izquierda-burguesa, marxista-leninista y azul del PRD. Estaban calladitos, quietecitos, guardando la Semana Santa en sus pequeños ranchitos de fines de semana, rogándole a Dios para no ser alcanzados por el Covit-19, y ahí vas a alborotarlos.

¡¡Nooo!! Ya paralé por favor, en este momento necesitamos unión, entiéndelo, unión, les disté temas e ideas para su campaña, para empezar su campaña, para que se sepa es están vivos. El Covit-19 era un buen pretexto para esconder la cabeza como avestruces y disfrutar tranquilamente de lo que Dios y la República les dio.

Todavía no te libras de las críticas de la moribunda mafia del poder por tu enfermiza necedad que tienes de regalarle el dinero a los pobres y por no rescatar a los pobres millonarios y de paso se los restregas en la jeta en tu informe trimestral.

¡¡Así no!! Como se te ocurre quitarles el dinerito a los partidos políticos. Eso es sagrado, ya esta en el presupuesto, es violatorio a la Ley. Eres un autoritario y populista. La ley es clara. Con eso no te puedes meter. El pueblo, a través de ellos, por supuesto, deicidio darles ese dinero, además atentas encontrar del empleo, los partidos generan empleos, algunos son pequeñas empresas familiares, no se te olvide y no se te ocurra meterte con el INE por favor. Pones en peligro la democracia.

¡¡Nooo!! Así no lograras ser el mejor presidente de México, no escuchas, eres autoritario, un dictador, tu necedad por llevar la contraria no tiene límites.

Olvídate de la historia de México, lo importante es lo de hoy.  Hay caminos andados para lograr tu sueño de ser el mejor presidente de México, ¡¡No te metas en problemas por favor¡¡, une al pueblo, escucha a los especialistas. ¡¡¡Cancela la mañaneras que tanto daño hacen!!

Aprovecha esta pandemia para cancelar esas nocivas conferencias madrugadoras y las vespertinas también, se congruente con tu amor y paz, fomenta el empleo, la opinologia es una excelente fuente de riqueza, creadora de nuevos ricos, solo comparables con los negocios de la política y las organizaciones no gubernamentales. Las mañaneras los destruyen.

Sé congruente, guarda la sana distancia. Dedícale más tiempo a tu persona, arréglate el copete por favor, ofendes al pueblo de México saliendo en la tele con el copete en la cara. Respeta las buenas costumbres.

Ahiga sido como ahiga, Peña Nieto en eso fue el mejor presidente de México, los fifis extrañan eso, dales gusto, es sencillo, ¡¡nada te cuesta!! La solución es cancelar las mañaneras. Todo el pueblo de México que vive en las Lomas y en Santa Fe te lo va a agradecer.

De hecho, con tu ambición desmedida por ser el presidente de México echaste todo a perder. Antes de tu llegada éramos felices, revisa la prensa y la televisión de este siglo (que hueva da ir más atrás). No había corrupción, todo era felicidad, había unos cuantos millones de pobres, poquitos, pero por huevones; los políticos robaban, pero no era grave; los narcos nos gobernaban, los miles de muertos eran por que andaban en malos pasos, los empresarios no pagaban impuestos, todo era felicidad.

Por tu avaricia quebró Pemex y Comisión Federal de Electricidad, por eso no hay dinero, por que impediste que Vicente Fox, Felipe Calderón y Peña Nieto se las regalaran a los gringos, ingleses y españoles y se las repartieran ellos mismos, ellos si las hubieran hecho producir.

Había consenso nacional y orden, los tres Poderes de la Unión, bueno cuatro con la prensa, coincidían, (se escucha feo decir obedecían) con los dueños del capital, no había discordias, era un México feliz, solo empañado por los miles de pobres olvidados de Dios y un mal necesario. Sin pobres no habría ricos.  

No inventes el hilo negro, une al pueblo por favor, es sencillo. Primero cancela las mañanera, ¡¡¡cancela las mañaneras!!, el pueblo no está preparado para oír la verdad. Invierte las primeras horas del día en tu persona, desayuna con los expertos.

Comparte los santos alimentos y el presupuesto con Denise Dresser, con Carlitos Loret de Mola, con Brozo, Joaquín López Doriga, con Pedro Ferriz de Con y otros no tan famosos, pero igual de sabios; internacionalízate invirtiéndole en algunos medios extranjeros, cuida tu salud, y veras que las noticias falsas ya no serán falsa, es el mejor camino a la felicidad.

Deja de pelearte con todo mundo, el pueblo es mal agradecido, con abrazos, besos y un chayotito a los dirigentes de la sociedad civil organizada harías este mundo más feliz, escucha los consejos de Javier Sicilia, aparte de poeta es un experto en muchos temas, principalmente en seguridad.

Y por favor, respeta las formas. No te reúnas con narcos en público, por favor te lo suplico. Antes no todo era malo, las reuniones y enjuagues eran secretos, no los veían ni los medios. Solo a ti se te ocurre hacer obras en tierras de narcos y saludar en público a la jefa del más peligroso y famoso narcotraficante, la mamá del Chapo. Indignaste a la opinocracia por no guardar las formas, hay formas, López Obrador.

No hay duda, eres un peligro para México, el México de la partidocracia, de la opinocracia, de la aristocracia, basta leer los medios para darse cuenta de ello. Cambia el rumbo por favor, para serenar a el país. No derroches el dinero en los pobres, ellos sólo cuentan en tiempos electorales.

 A demás, para que haya pobres tiene que haber ricos y entre más ricos (en calidad) más pobres en número y en calidad. ¿Cuál es el problema? Se feliz, cuida tu hígado, y respeta el de los demás. ¡Urge que canceles las mañaneras!, son un peligro para ese México.