Buscar
15:57h. viernes, 18 de septiembre de 2020

“Esta es una nueva identificación que rompe con la narrativa de una mentira “,

FGR identifica los restos del normalista Cristian Rodríguez Tolumbre, uno de los 43 jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa

Snapshot_86
Snapshot_86

En un lugar distinto al anunciado por la entonces Procuraduría General de la República (PGR), la Fiscalia General de la República, identificó los restos del normalista Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, desaparecido desde el 26 de septiembre de 2014 en Iguala Guerrero.

El titular de la Unidad para el Caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, indicó que los restos del normalista no fueron encontrados en el basurero de Cocula, ni en el Río San Joaquín como señalaba la “verdad histórica”, sostenida por el entonces procurador Jesús Murillo Karam.

“Este no fue tirado ni encontrado en el basurero de Cocula ni en el río (San Juan), una versión que sostuvo la anterior administración”, dijo el funcionario público a través de una vídeo conferencia.

“Esta es una nueva identificación que rompe con la narrativa de una mentira “, aseguró.

En un mensaje a medios, detalló que en noviembre 2019 acudieron a la barranca de la Carnicería, ejido de Cocula, a más de 800 metros de distancia de donde se crea la narrativa de la llamada “verdad histórica”.

“Cabe destacar que, en el pasado dentro del mismo expediente, se recibió información sobre las zonas antes referidas sin que se agotara (la investigación), lo que deberá establecer una serie de deslindes para las responsabilidades a las que haya lugar”, expuso.

Ahí “se recuperaron 15 indicios” y el 26 de febrero la evidencia fue analizada, para lo cual se eligieron 6 piezas que podrían ser susceptibles para la extracción de ADN.

Estas piezas fueron llevadas al Instituto de Genética de la Universidad Innsbruck, en Australia.

Institución que después de realizar los análisis informó que una de ellas corresponde al estudiante Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los jóvenes desaparecidos.

“El 5 de julio informé en Tixtla la identificación del normalista… este es un avance”, agregó el funcionario.

“Con este nuevo hallazgo la verdad histórica se acabó. Y enfatizó, el caso sigue abierto”, indicó.

Gómez Trejo aseguró que se ha roto el pacto de impunidad y de silencio que rodeaba este caso.

Reconoció que las líneas de investigación aún tienen que consolidarse para saber cómo es que llegó este fragmento óseo hasta ese lugar.