Buscar
04:21h. Domingo, 17 de noviembre de 2019

Beneficiarias de prospera denuncian represalias

OMITLÁN: EL PRI SI CUMPLE… PERO SUS AMENAZAS DE CAMPAÑA

IMG_20180814_151125

No hay ninguna duda que el pasado 1 de julio la mayoría de los mexicanos votaron en contra del Partido Revolucionario Institucional (PRI), hartos de sus prácticas como la de usar los recursos públicos y las instituciones como si fueran de su propiedad, de la corrupción, de la impunidad y de la ineficacia de sus integrantes, pero al parecer algunos priistas no lo han entendido así.

Es el caso del presidente municipal de Omitlán de Juárez, Ulises Hernández Vázquez, quién al pie de la letra viene cumpliendo las reiteradas amenazas de campaña, de que si no votaban por su partido 1 de julio se quedarían sin empleo, no habría más obras públicas y se acabarían los programas sociales.

El presidente municipal de Omitlán de Juárez, Hidalgo, Ulises Hernández Vázquez señalado por habitantes de este pintoresco municipio de utilizar programas sociales, recursos públicos e instituciones de forma partidista.
El presidente municipal de Omitlán de Juárez, Hidalgo, Ulises Hernández Vázquez señalado por habitantes de este pintoresco municipio de utilizar programas sociales, recursos públicos e instituciones de forma partidista.

ulises2

Y no espero mucho tiempo después de saber el resultado de la votación en su municipio para iniciar la cacería de brujas en contra de quienes votaron a favor del partido de Andrés Manuel López Obrador.

A si lo denuncian algunos habitantes de este pintoresco municipio hidalguense gobernado por el priista Hernández Vásquez, a quién señalan de no entender que el puesto no es para servirse y que los recursos y programas sociales no son para uso electorero.

Ya que sin explicación alguna condicionan el programa asistencialista PROSPERA y dieron de baja a quienes no votaron por su partido, despidieron gente del ayuntamiento por los mismos motivos y suspende algunas obras públicas, como el pozo de agua en la comunidad de El Paso que abastecerá del vital líquido a por lo menos otras cuatro comunidades.

BENEFICIARIAS DE PROSPERA DENUNCIAN REPRESALIAS

Como resultado de la votación adversa al PRI en Omitlán el pasado 1 de julio, la representante de PROSPERA se cobró la afrenta humillando a las usuarias, dando de baja a otras sin justificación alguna y exigiéndoles requisitos exagerados con la finalidad de darlos de baja o simplemente con el afán de hacerlos gastar innecesariamente, denuncian.

Narcisa González Martínez, de la comunidad de Puentecillas de este municipio explicó que la promotora de este programa asistencial en el municipio, Paola Rodríguez, además de humillarla, sin explicación alguna la dio de baja del programa.

En su última reunión celebrada el 6 de agosto en la presidencia municipal, la funcionaria pública anuncio un nuevo sistema de trabajo, informó González Martinez y que consistió en endurecer los requisitos como el exigir un número exagerado de fotocopias, copias certificadas nuevas de actas de nacimiento y de otros documentos y terminar sus estudios de primaria y secundaria, para poder continuar en el padrón de afiliados.

Y quien en ese momento no cumplió fue dado de baja automáticamente como le sucedió a Sixto Pastor, una persona de la tercera edad que no pudo realizar su examen de estudios de primaria, reveló.

De la misma forma, Alejandra Castañeda Cabrera, de la comunidad del Tejocote describe la forma déspota y humillante como fueron tratadas y lo resume así: “fue una cosa espantosa el trato que se le dio a la gente ese día y en especial a los mayores de edad, solo falto que nos dieran una patada”.

Virginia González Martínez del pueblo de Puentesillas en Omitlán, es otro caso más del maltrato y humillación por parte de la representante de Sedesol en el municipio, Martha Belén, y del uso discriminatorio y faccioso de los recursos públicos por parte del gobierno municipal priistas.

Denuncia que el primer y único apoyo que recibió del programa tuvo que soportar la humillación de esperar hasta el último momento para que le entregaran su cheque ya que el empleado de Bansefi argumentó que no se lo podía entregar porque había ordenes del bajo mundo, refiriéndose a la empleada municipal Martha Belén.

Un testimonio más del uso clientelar del programa lo da una mujer joven, madre soltera de tres pequeños a la que frecuentemente se le obliga a participar en reuniones, mítines y eventos políticos del PRI o del gobernador, para lo cual tiene que faltar a su trabajo, perder un día de sueldo, y en ocasiones hasta su empleo, por las frecuentes faltas por estos motivos.

Otro testimonio es el de Sofia Fragoso Flor, de este mismo lugar, quien antes advierte que esta entrevista va a provocar que ahora si la den de baja.

Denuncia las constantes amenazas de que va a perder el programa por no estudiar, pero no le dan libros, ya no ve, es hipertensa y diabética. “Desde un principio nos anduvieron apantallando con las vocales que nos iban a quitar el programa si no votábamos por el PRI, que nosotras mismas nos estábamos dando de baja del programa”, explicó.

Sobre el examen abunda que es un examen de secundaría que tiene que hacer, pero no lo puede presentar porque nunca ha ido a la secundaría. “¿Cómo voy a hacer un examen de algo que no sé?” Ahora no veo bien, empiezo a verlas bien (las letras) pero después me encandilo y ya no veo”.

Refirió que “estas amenazas son cada bimestre, cada que nos dan el apoyo, que si no estudiamos, que si no hacemos el examen, pero no me han dado ningún libro”.

Recibe cada bimestre 950 pesos para ella, cubre con todos los requisitos, hace carteles, recoger basura, acude al centro de salud cada que la convocan.

Pero lo que no está de acuerdo es que “simplemente nos mandan traer a juntas que no son de PROSPERA, nos engañan y que debemos andar con el partido que ellos quieren el del PRI”.

En una ocasión nos mintieron nos dijeron que nos iban a hacer estudios particulares a todas las de PROSPERA y no era de PROSPERA. Nos tratan como ellos quieren, nos traen para allá y para acá casi a diario o dos o tres veces por semana.

Yo vivo hasta el cerro. El poco dinero que me dan me lo tengo que gastar en vueltas, además nos pidieron 5 copias de todo: CURP, de acta nacimiento, de certificado de estudios, de credencial de elector, de recibo de luz, del formato F1.

“Vine con un montón de copias a Omitlán y no me pidieron una sola, me regrese con el paquete como lo saque”, declaró.

LO DESPIDEN POR NO VOTAR POR EL PRI

Después de siete años de prestar sus servicios a la presidencia municipal de Omitlán, sin prestaciones, sin días de descanso ni vacaciones, ocupando el puesto de fontanero en la comunidad de San Antonio el Paso, fue despedido porque no voto por el PRI, explicó a este medio Odilón Fragoso García.

Narra que un mes después de la elección del 1 de julio el alcalde le mandó pedir las llaves de su lugar de trabajo sin aviso previo, pero decidió entregárselas personalmente para que le diera una explicación. “Estaba muy agresivo, me dijo que él tenía huevos para sostener las cosas y que estaba yo despedido por no votar por el partido”.

Informó que antes de la elección el alcalde lo mando traer tres veces y este le ordenó que tenía que jalar con su familia, que tenia que poner lonas de los candidatos del PRI hasta en su casa, el partido le dio dos lonas y llenó la hoja de promoción del voto con 10 personas más.

Para esto, continua, el presidente le ofreció ayudarlo con 20 bultos de cemento y comprarle una moto para que realizara su trabajo, pero a condición de ganar la casilla de El Paso. Pero como se perdió esa casilla lo dejaron sin empleo.

A pregunta expresa explica que el PRI perdió porque todo mundo está descontento con el gobierno federal y la de diputados local porque Ulises Hernández Vázquez les fue impuesto, no lo eligió la gente.

Recordó que en la elección a presidentes municipales celebrada en el mes de junio de 2016 gana el Partido Verde, pero anulan la elección y en la extraordinaria con poca diferencia gana Ulises Hernández Vázquez.

“El PRI todavía un día antes de la elección de ese día seguía repartiendo laminas, dinero, despensa para que ganara y así fue, por eso la gente de aquí no lo quiere, porque no lo puso la gente, lo mandaron”.

Califica el trabajo del alcalde como muy malo, porque de las elecciones a la fecha (1 de julio) no ha hecho nada, no hay obras, nada, sólo justifica que no hay recursos. 

OPACIDAD, CONTRADICCIONES Y RETRASO EN OBRA DE AGUA POTABLE

Una de las acciones más importantes de la administración de Ulises Hernández Vázquez es continuar con la obra de abastecimiento de agua potable a las comunidades de San Antonio el Paso, Cruz de Mujer, El Capulín, Mixquiapan, Tres Cañadas, Cerro Gordo iniciada hace cuatro años con la perforación de un pozo por la administración pasada.

 Pero ante la suspensión de los trabajos y las constantes contradicciones, la falta de información y principalmente a las amenazas de que si no ganaba el PRI ya no habría agua potable, ni obras en el municipio y como perdió pues la gente cree que el edil ya está cumpliendo sus amenazas.

Los ánimos de la gente ya empiezan a llagar a sus limites dadas las contantes contradicciones respecto a la obra, el retaso de esta y principalmente la falta de información y la negativa a proporcionarla.

A finales del mes de diciembre del año pasado el alcalde informó al diario Síntesis que a menos de un año de su gobierno ya se habían ejecutado 4 millones 700 mil pesos en esta obra que resolverá las necesidades de agua potable a las cinco comunidades.

Un mes después, en ese mismo diario, se retracta al informar que la obra está en proceso y que sólo abastecerá del vital líquido a sólo dos de ellas, San Antonio el Paso y Cerro Gordo.

Para la conclusión de la obra a esta administración le corresponde tender la red de distribución, equipar el pozo y la electrificación de éste.

Sin embargo, en su recorrido por distintas dependencias de gobierno para conocer el motivo de la suspensión de la obra, ante la negativa del edil a proporcionar información, sus dudas aumentan.

En la Comisión Federal de Electricidad, por ejemplo, no existe trámite alguno realizado por parte de la presidencia municipal de Omitlán; en la Comisión Estatal del Agua y Alcantarillado reciben sólo evasivas al igual que en la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial (SOPOT), a pesar de existir un documento del gobernador del estado, Omar Fayad Meneses dirigido a estas dependencias para dar información a la gente interesada de los avances de esta obra.

Pero de lo que no hay duda es la rotunda derrota del PRI en Omitlán de Juárez y las constantes amenazas antes de la elección del 1 de julio.

El ex fontanero de San Antonio el Paso, despedido por no votar por el PRI, Odilón Fragoso García da cuenta que días antes de la citada elección en una junta en la que convocó a todos los encargados del agua del municipio les advirtió el alcalde que “si no ganaban las elecciones de donde querían que agarrara dinero para las obras, ya que ya no le iban a dar dinero”.

“Pero uno ya no le chista nada ahí, explicó, porque como no va a haber dinero si esta obra, por ejemplo, lo del pozo, desde que se gestionó esa obra está el dinero y él solo lo administra.”, expuso.

Por cierto, una de esas cosas raras que hacen los políticos priistas en el gobierno de Hidalgo, es la que a unos días antes de la elección, el pozo fue inaugurado, aunque la obra está abandonada e inconclusa, sin energía eléctrica, sin red de distribución y sin vigilancia.  

Hasta el cierre de esta edición el trato de las dependencias del gobierno del estado, Obras Públicas y la Comisión Estatal del Agua y Alcantarillado hacia la gente ha sido excelente, informan los vecinos de Omitlán, pero siguen como al principio, sin conocer a ciencia cierta los motivos del retraso de esta obra iniciada hace ya cuatro años.